Decálogo sobre la explosión del arte

1. Este blog es el resultado de cuatro mentes en conexión, que buscan más allá de lo banal y lo superfluo. Que están comprometidas con el arte. Que tienen mirada crítica. Que crean y arriesgan. Que hurgan en sus propios pensamientos y los comparten.
2. Este blog es un rincón de sueños. Individuales y colectivos. Cumplidos y por cumplir. Es la suma de todas las aspiraciones y todos los suspiros. Toda ambición y toda meta se verbalizan aquí, donde estás leyendo. Cada tropiezo y también cada acierto son tan tuyos como nuestros. Porque la vida está hecha de ensayo y error.
3. Cuatro puntos de vista. Veinte sentidos. Para la música, la pintura, el teatro, el cine, la fotografía, la literatura, el humor… Para toda forma orgánica y expresión del alma a través del arte. Con análisis ácido, casi cítrico, unas veces. Con mirada dulce, casi caramelizada, otras.
4. El arte para nosotros es una explosión, una efervescencia de los sentidos, un paraje sin frontera… Un sabio dijo: “Un arte que no es polifacético se limita a sí mismo, y deja de tener esencia, pues el arte es ilimitado”. El día que Viota escribió esa sentencia, plantó la semilla. El árbol que nace de ese concepto cobra vida ahora en este espacio, en esta ebullición…
5. Aquí sí se valora el talento. Aquí sí merece la pena. ¿Eres artista? ¿Te sientes artista? Entonces, pasa y ponte cómodo. Por fin has encontrado tu lugar. Tan material es todo, que nadie se había detenido a pensar que lo que más falta hace a un artista verdadero es alguien capaz de leer su alma. De empatizar con ella.
6. Creamos y lo compartimos contigo. Devuélvenos esa entrega con tu propia creación. Construyamos entre todos nuestro propio universo artístico… Hagamos orden del caos inicial y que este sea nuestro pegueño Big-Bang.
7. Andy Warhol dijo en una ocasión (y lo dejó para la historia): “Art is what you can get away with”… Escapemos, entonces. Nada lo impide. Salvo (tal vez) tus prejuicios. Palin, Viota, Nacha y Conde nos declaramos preparados para escapar.
8. Dada la inmensidad del océano, en este barco viajamos con calma, porque nada nos obliga a acelerar. Disfrutamos del arrecife que forma la flora multicolor y de los pececillos de diferentes especies. Nos sobrecogemos con las aves que rompen el cristal líquido de la superficie marina para pescar al vuelo. E ignoramos soberanamente a los peces gordos que vemos pasar.
9. Porque nadie mejor que nosotros sabe el por qué de nuestras risas. Porque sorprendemos luego con llantos repentinos. Porque al fin y al cabo nadie puede entendernos excepto nostros mismos. Porque estamos hechos de pensamientos irreconciliables…

10. Este blog está concebido para ti, que amas el arte. Y para ti, que la criticas. Así como para ti, que estás aprendiendo a conocerla. Bienvenido.

Texto por Carmen Conde… en acuerdo de alma corazón y mente con Nacha, Viota y Palin.

Anuncios